Educación Financiera en Argentina

Les dejo una entrevista que me realizaron y no llegó a publicarse.

¿Cómo ves el tratamiento que le damos a la educación financiera en nuestra sociedad? Y me refiero específicamente en Argentina, porque sé que en otros países es inculcado desde pequeños, ¿cómo somos los argentinos en esta materia?

En Argentina desafortunadamente la educación financiera es muy baja o inexistente en niños y adultos. Una muy pequeña parte de la población invierte en instrumentos financieros (la mayoría en plazo fijo) para protegerse de la inflación u optan por ahorrar en dólares para hacer frente a la devaluación del peso.

Si bien todos los argentinos tuvimos que aprender a los golpes qué es la inflación, muchos prefieren adelantar el consumo (porque en el futuro los productos estarán más caros) y pocos evalúan como proteger su poder adquisitivo, esto es en lenguaje coloquial que mis pesos de mañana puedan comprar la misma cantidad de bienes y servicios que hoy.

En un país donde la inflación promedio durante los últimos 10 años estuvo por encima del 30%, educarse financieramente es fundamental. En países desarrollados como Estados Unidos, la cuna del capitalismo, desde que una persona nace, los padres empiezan a destinar una parte de sus ingresos a conformar un fondo para su educación universitaria, planifican los gastos que trae para la familia incorporar un nuevo miembro y realizan un presupuesto para adecuarse a las nuevas circunstancias, además de los aportes que realizan al sistema de capitalización de retiro. ¿Alguien vio algo así ocurrir en nuestro país?.

Afortunadamente (al menos en los adultos) esto empezó a cambiar. En 2015 las Lebac o Letras del Banco Central se convirtieron en una inversión sencilla y corriente, donde muchas personas ajenas al sistema financiero, se animaron a invertir y lograron protegerse contra la inflación. Sin embargo el problema es más grave, no se habla de finanzas en las escuelas secundarias, lugar clave que para muchos termina siendo el último nivel de educación académica.

¿Por qué es importante educarnos financieramente desde pequeños?

Por cruel que suene, vivimos en un mundo capitalista y hay que darle al dinero la importancia que se merece. Es cierto que no nos hace mejores personas y no es un valor a transmitir para nuestros hijos, pero si ayuda a brindarle una mejor educación, salud y comodidad a nuestra familia, es necesario.

Es indispensable entender que el dinero es una herramienta y no un tema tabú para poder hablar de él. Si siempre lo consideramos tal, tendremos inhibiciones y perderemos infinidad de oportunidades de aprender en sociedad.

Si vemos que nuestros pequeños no están recibiendo educación financiera en la escuela, es la función de la familia suplir esas falencias. Un niño que a los siete años recibe $100 por semana para comprarse golosinas y los gasta en los primeros días, rápidamente se dará cuenta que hizo algo mal por quedarse sin golosinas el resto de los días.

Esta experiencia es muy importante y trasladable de manera directa al ámbito laboral. Quienes viven como reyes los primeros días del mes y cuentan las monedas los últimos días, jamás aprendieron esta lección. Aquí el problema no es que el dinero no alcanza, sino que no se lo sabe administrar.

Mientras antes comencemos a enseñar, mejor se adaptarán al mundo actual y no se encontrarán con una pared cuando cobren su primer sueldo.

Consejos, tips o ideas para que podamos aplicarlo con nuestros hijos. Cómo comenzar a educarlos financieramente, por ejemplo, se que se habla lo de las «mesadas», si es bueno o no, que tengan sus ahorros, etc

Comenzar a educar a los niños es tarea que podemos hacer todos los días. Desde que aprende a sumar y restar, podemos acompañarlo al kiosko a preguntar cuanto están los caramelos, pagar y esperar a recibir su vuelto. Esto le dará al pequeño confianza y entendimiento de cómo se maneja la economía por más que le sea un concepto abstracto.

Cuando empieza la escuela primaria de la misma manera se le puede empezar a dar dinero todos los días para que pueda comprar golosinas y genere un sentimiento de «independencia» y confianza en su incorporación al mundo adulto.

A medida que el niño crece, esta «mesada» se debe entregar de manera más espaciada. Con ello el niño aprenderá a postergar sus deseos de gratificación inmediata priorizando la satisfacción a lo largo del tiempo. Desde luego, no esperemos que las primeras semanas la caja cierre, en caso de desvíos inesperados, se deberá asistir y complementar la ayuda, una suerte de FMI infantil.

En la secundaria, ya todos estos conceptos deberían estar dominados por el joven adulto y el desafío deberá ser mayor. Una mesada mensual es lo más parecido que vamos a poder ofrecerle en relación a la economía real o un sueldo, aquí deberá priorizar sus gastos, salir o quedarse en casa, comprarse ropa o comprar un regalo para un amigo y nuestra ayuda monetaria complementaria en esta etapa debería ser inexistente.

El mundo moderno hoy nos ofrece mucha ayuda en esta última etapa. A partir de los 13 años, con el padre como cotitular, se puede gestionar una cuenta bancaria con su respectiva tarjeta de débito. Esto facilita el control de los gastos, brinda mayor seguridad al no cargar dinero en efectivo y hace que el joven entre por primera vez en contacto con una institución bancaria, algo que probablemente siga utilizando por el resto de su vida.

No hablar de dinero, evitar darle una tarjeta de débito o no darle las herramientas y ayudar a formar su confianza para incorporarlo al mundo son cosas que atrasan, en ese sentido a los argentinos nos falta mucho por aprender y enseñar. Empecemos a impartir el cambio que nos gustaría ver en nosotros mismos.

3 comentarios en “Educación Financiera en Argentina

  1. Hola, buenas tardes.
    Que Y donde recomendado estudiar?

    Alguna tecnicatura en finanzas? O algún tipo de curso intensivo?
    No quisiera caer en una carrera de 5 años.
    No se si se entiende a donde apunto.
    Muchas gracias!

    1. Javier, si planeas trabajar en relación de dependencia, el título universitario es necesario. Si es solo para educación personal podés realizar cursos de análisis técnico y análisis fundamental en varios lugares. El Instituto Argentino Mercado de Capitales tiene un curso bastante completo que toca varios temas llamado Experto en Mercado de Capitales. Podés probar ahí. Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *